¿Dónde comprar un DIRNDL para el OKTOBERFEST?

El Oktoberfest pero en Stuttgart

Lo que adoro del Oktoberfest, más que la cerveza (y ya es mucho decir) es el ambiente dentro de las carpas, en el que todos usan trajes típicos: el Dirndl, para las mujeres o Lederhosen, para los hombres. Sin embargo, su elevado precio hace que algunos turistas terminen yendo con ropa normal. ¿Cómo conseguí un Dirndl barato para no quedarme fuera de la fiesta? En este post explico todo.

Desde el metro se respira el Oktoberfest, con la gente ya vestida para ir
Desde el metro se respira el Oktoberfest, con la gente ya vestida para ir

Mi experiencia

Viví un año y medio en Francia, de los cuales, seis meses serían en Estrasburgo, justo en la frontera entre Francia y Alemania. Apenas me pasé a vivir allí para hacer la práctica de un máster que estaba estudiando en ese país, empecé a «gestionar» el atuendo. Es que claro, no era lo mismo sin él… En  mayo de ese 2013, acudí a la fiesta de primavera (Frühlingsfest). Había sido un mega hit!!! Pero había ido vestida normal. Esta vez, para septiembre, quería sentirme diferente, como «de la casa».

Entonces, empezó la búsqueda. En realidad, cuando se acerca la fecha, los trajes típicos de Baviera se consiguen en todas partes, pero el problema es el precio. Conseguir un Dirndl barato es un trabajo entero de investigación. Inicié entonces la exploración en Kehl, la ciudad fronteriza en la parte alemana, para ver opciones en las tiendas de ropa.

En general, están expuestos en los almacenes mayoristas de Alemania. Cortos, largos, de colores verdes o morados, rosados… en fin. Cualquier variedad, disponible en cualquier tienda. Pero no bajan de 100 euros, porque varias prendas hacen parte del traje: una blusa blanca; el vestido, que es donde los colores pueden variar, y con la parte de arriba tipo corsé y la de abajo, tipo falda amplia; y un delantal.

Estos son los trajes originales. Entre las chicas, un amigo aprovechando el desorden
Estos son los trajes originales. Entre las chicas, un amigo aprovechando el desorden

Mi secreto para obtener un Dirndl barato

Teniendo en cuenta esos precios, debes tomar una decisión: Comprar uno costoso pero original, o un Dirndl barato, que se le asemeje (y para la que, probablemente, sea la única vez en que lo uses). Conclusión: o la versión alemana (caro pero bueno), o la versión china (barato pero no tan bueno, por decirlo así, jejeje).

Yo escogí el segundo, por menos de la mitad. Un Dirndl barato, con presupuesto mochilero.

Aclaro: si vives en Alemania y quieres usarlo año tras año, vale la pena contemplar la inversión… pero si estás de paso, y prefieres dedicar tu dinero a seguir viajando, la segunda opción tal vez resulte más atractiva.

Entonces, mi elección finalmente fue comprar el Dirndl barato en Amazon, donde me costó 30 euros. Lo pedí, me llegó a la semana… pero tenía una diferencia abismal con la foto. Resultó como todo en Internet, que nada es lo que parece.

El vestido original de mi amiga versus el chino mío todo-en-uno
El vestido original de mi amiga versus el chino mío todo-en-uno

Por cierto, ¿ya compraste tu seguro de viaje para cuando estés allá? Este buscador te muestra los mejores precios del mercado

Versión imaginada vs. versión real del Dirndl barato

En vez de las tres prendas, era un vestido con todo pegado. El pedazo de la blusa blanca estaba cosido al supuesto corsé -que no era corsé-; y el delantal, minúsculo.

Pero en fin!!! Se acercaba la fecha y ya tenía mi traje. Lo usé, se me rompió en pleno Oktoberfest (así sería la calidad), lo que me añadió un factor más de estrés en ese día en el que nada salió como esperaba (si vas a ir, sobre todo no te salgas de la carpa!!! Acá te explico por qué).

View this post on Instagram

Un #oktoberfest de 💩😂😂 . Este fin de semana se acabó la #fiesta de la #cerveza en #Alemania 🍻y quería contarles cómo, hace unos años, quedé “vestida y alborotada”, como decimos en #Colombia😅. . La historia es así: llegamos con unos amigos a la carpa donde se compra la cerveza (por supuesto), comida, y ponen canciones 🎵. La gente, vestida con los trajes típicos, se levanta en las mesas y baila (sí, bailan, aunque no lo crean😄). . Como estaba haciendo calor🤔, un amigo me dijo que saliéramos a tomar aire. No le vi problema a respirar un poco, pero cuando intentamos entrar de nuevo, los guardias de seguridad no lo permitieron🙄. . Que ya habíamos salido y no teníamos derecho a volver a entrar😣. Había dejado todo adentro😅. Documentos, dinero… lo único que tenía conmigo era mi maravilloso traje falso (los verdaderos eran muy costosos), que además se me rompió cuando estaba brindando😅. Mi amigo se largó porque iba a perder su tren🙈🚝. . Claro, él sí que había llevado su billetera🤐. Y… así fue como mi super Oktoberfest, que había esperado por meses, se convirtió en una pesadilla😂😂😂. . Alguna vez te ha pasado algo así??? . #germany #europa #europe #dirndl #beer #tipsviajeros #relato #bucketlist #travellist #mujeresviajeras #dametraveller #germanytourism #colombiana #instaviajeros #instapassport #me #instapic

A post shared by Paula Carrillo 🌏 solo traveler (@viejaqueviaja) on

Revender el Dirndl barato

Apenas terminó ese nefasto día, cosí el Dirndl barato, y lo volví a vender en una página francesa llamada Le Bon Coin, donde se puede vender hasta a la mamá, jeje (broma :P).

Entonces, nunca perdí dinero porque lo invertido fue recuperado luego. Con mi vestido de imitación china, me volví una sola con aquella masa donde no había espacio para preocupaciones (por corto tiempo, claro), y como además me había estudiado las canciones típicas, podría decirse que casi, casi había logrado ser de la casa.

Tan de la casa, que ya yo estaba "pegándole" al pollo frito que venden para que baje un poco el alcohol
Tan de la casa, que ya yo estaba «pegándole» al pollo frito para bajar un poco el alcohol

Espero que te haya servido mi experiencia, en todo caso, y…

¡¡¡Feliz Oktoberfest!!!

Compra tu entrada para la Fiesta de la Cerveza de Munich con Civitatis en español

*Código de ética: Este post contiene algunos enlaces de afiliados. Eso significa que si los usas, me estás ayudando para seguir alimentando este blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.