¿Se necesitan los idiomas para viajar?

Hablar en otra lengua diferente a la materna no es indispensable para viajar… ¡pero cómo nos facilita la vida! En mi caso, gracias al inglés y al francés, he podido moverme por Asia sola, hacer buenas amistades, entender culturas locales, e incluso, trabajar de vez en cuando durante este viaje sin tiquete de regreso.

Y es que mientras los viajeros con dinero pueden pagarse traductores y tours a su medida, los mochileros, para reducir costos, necesitamos los idiomas. Y bueno, también porque si sabes cómo desenvolverte, los miedos al estar en el otro lado del mundo, se reducen potencialmente. Si queremos viajar barato, gastar lo menos posible, y además, tener seguridad al movernos por otros países, ser políglota es un plus.

Cuando tengo al frente esta vista, desde el piso 64 del Hotel Lebua (donde grabaron The Hangover 2), en #Bangkok, pienso que no me arrepiento ni un segundo de haberlo dejado todo para venir aquí. Muchos dicen que ir a un rooftop es muy caro. Yo llegué con mi humilde botellita de agua, acompañando a nuevos compañeros de esta aventura: dos brasileñas (me hacía falta la comunicación "familiar" entre sudamericanos), un italiano y un inglés, a quienes conocí por medio del hostal. Seré demasiado sensible? No pude dejar de pensar en lo afortunada que soy, ni de agradecer a la vida, durante este Domingo de Pascua😊 🇬🇧When I see this breathtaking view from the 64th floor of the Lebua Hotel in Bangkok (where they recorded The Hangover 2), can't stop thinking on how worth it was to leave everything in my country to come here. Some say going to a #rooftop #bar is very expensive. I arrived with my humble bottle of water, just accompanying some of my new partners in this adventure, who I met through the hostel: two Brazilian girls (I missed my fellow South American people!!), one Italian and one English. Enjoying so much this life!!! 😇😌😊 #nofilter #sinfiltro #photooftheday #picoftheday #photography #night #nightlife #asia #southeastasia #thailand #thai #viajar #viejaqueviaja #travel #instatravel #travelgram #instago #backpacker #solotraveler #soyviajera #comuviajera #igersthailand #igerscolombia

A post shared by Vieja que viaja (@viejaqueviaja) on

En el sudeste asiático, por ejemplo, siempre hay que negociar los precios porque te empiezan cobrando el triple a ver si caes. Saber defender una posición es clave entonces para evitar las estafas típicas para los turistas, porque si no te haces entender, será más difícil gastar tu dinero inteligentemente.

En mi caso, los idiomas me han ayudado a hacer amigos de lugares tan distantes como San Diego, en Estados Unidos, o la propia capital de Tailandia, Bangkok. Porque sí, es un hecho que al viajar sola nunca dejas de conocer gente -eso siempre será una constante-, pero socializar, sobre todo en esta parte del mundo donde no hay tantos hispanos, será más rápido si hablas una segunda o tercera lengua.

Helloooooooooo!!!!!! Helloooo, helloooo, helloooo!!!! Jajaja. Creo que esto es lo más lindo de #Camboya: escuchar la manada de niños que salen corriendo a saludar a cualquiera que se vea medio diferente, con una gran sonrisa en la boca. Es inevitable! Apenas los ves, automáticamente empiezas a reír también y a decir "hellooooooooo, helloooooo, helloooooo" por todas partes. Momentos que alegran los días por acá😍. Esta foto es de esta mañana, caminando al lado de un colegio 🇬🇧Kids in #Cambodia go crazy to say hello to foreigners. It's pretty funny and you can't resist of saying hellooooooo, hellooooo, helloooooo everywhere with a huge smile in your face😀. Little moments that cheer up your stay here! #viajar #viejaqueviaja #travel #instatravel #travelgram #asia #southeastasia #igcambodia #igerscolombia #solotraveler #voyages #wanderlust #wanderluster

A post shared by Vieja que viaja (@viejaqueviaja) on

Aparte, hacer amigos de otras nacionalidades te permite entrar de lleno a nuevas culturas, aunque no necesariamente hayas pisado el suelo donde están. En otras palabras: si no te cierras únicamente al español y a los que hablan tu idioma, el mundo se te abre, literalmente.

Mi método

En mi caso, aprendí a hablar inglés desde niña porque mis padres siempre creyeron que hablar inglés me abriría un mejor futuro profesional. Algo en lo que tenían más que razón, porque sus beneficios no ha sido solo en términos profesionales sino para la vida!!!

Así que bueno, empecé en colegios bilingües, y confirmando lo aprendido viendo series y películas y escuchando música en inglés. Luego terminé por comprobarlo en una estancia de trabajo vacacional en Estados Unidos. En aquella época (2008, hace ya muuuucho tiempo), existía un programa de intercambio llamado Work and Travel. Consistía en hacer trabajos de verano durante unos tres meses – obvio no era el trabajo de la vida, pero sirvió para moverse en otro idioma- y con él hice parte del staff del parque de diversiones Hersheypark (Estados Unidos). La primera vez en un país de habla inglesa. No me podía quejar.

Luego hice lo mismo con el francés, al que me metí de lleno después y lo mismo: primero, estudiarlo en cursos, escuchar radio, películas y canciones, y terminar por ir a un país donde este fuera idioma oficial. Así me lancé a hacer un Master en Francia, aunque claro, ¡una cosa era un trabajo de verano y otra, hacer estudios de posgrado en un idioma recién aprendido! Al principio no entendía nada porque los acentos son complicados una vez lo vives en vivo y en directo (¡nunca me enseñaron el acento de Toulouse ni el slang de las palabras al revés en la Alianza Francesa!) pero luego, como pez en el agua.

Conclusión: todo es cuestión de práctica.

– ¿Cómo empezar? –

Aunque muchos digan que han estudiado inglés por años y siguen intentando y nada, la verdad es que todo se vuelve más sencillo cuando te interesa lo que estás aprendiendo, y si le encuentras el gusto. Y además… ¡por algún lado hay que empezar!

Y no es que falten ofertas. Hay infinidad de opciones por todas partes del mundo. Por ejemplo, no solo está Estados Unidos, sino también Londres, Australia… o – ¿por qué no? – un destino más pequeño y no tan popular como la isla europea de Malta, con muchas opciones para estudiar, y tal vez más económico que otros lugares. Si quieres saber dónde exactamente, haz click aquí.

Las opciones en realidad sobran, y si quieres atravesar fronteras más fácilmente (pese a tener un pasaporte como el colombiano, al que le ponen trabas por todo), puedes minimizar un poco las cosas gracias a los idiomas.

¿De qué manera los idiomas te han ayudado a ti? ¡Deja tu comentario!

Deja un comentario