Tenía una hermana en Xingping, China, y no sabía

xingping china

De cómo descubrí el paraíso por equivocación, porque el paraíso, señores, queda en Xingping, China. De cómo convertí una noche en una semana, como quien saca conejos de un sombrero, o parte una caja en dos, con una persona adentro. De cómo conseguí una hermana en ese lugar de película y de cómo me ayudó a moverme por ese monstruo de país. De cómo volví a confiar y recuperar la fe en desconocidos. De eso va este post.

View this post on Instagram

*ENGLISH BELOW: Do what you want 😅 😁HAZ LO QUE TE DÉ LA GANA . Tanto #influencer y tanto #tip (que yo también doy, por supuesto😅)… pero al final, debes hacer lo que te plazca🎉!!! Es bueno estar informado antes de #viajar pero las impresiones sobre un lugar siempre son subjetivas😐. Nada está escrito sobre piedra!!!😏 . De #China me decían que no fuera, que era terrible, sucio, contaminado🤪… aún así, fui, y mi primer destino fue #Gilin y sus alrededores😍. Wow! Si eso era contaminado, no sé cómo sería algo puro… . Seguí a #Xinping, a una hora de allí, al azar😋. Algunos #blogs decían que con un día bastaba. Pero una cosa era el pueblo… y otra la #naturaleza tan increíble que lo rodeaba😯. No se alcanzan a imaginar lo que sentí frente a esas montañas😭 (hermosas!!!!) . . Ahora, al revisar las fotos de hace unos meses, me invade la nostalgia por el gigante de Asia que muchos deciden no conocer, por miedo o prejuicios😔. . 🇬🇧 So many #influencers talking about places😅 that sometimes we think we will live the same situation. Not at all!!!! We all have diferent experiences and the impressions about a place are absolutely subjective😏. . About China, people said it was terrible, polluted, dirty😑… Then I entered from the South to Xinping, with its awesome, extraordinary #mountains 😍, and I thought: if this is polluted, I don't know what is pure… 😁 . Now I'm a bit #nostalgic about the Asian giant that some decide not to #visit, because of fears and stereotypes. . #dametraveler #sheisnotlost #wanderers #girlswhohike #girlswhowander #outdoorswomen #naturelove #womentravel #mujeresviajeras #viajosola #intothewilderness

A post shared by Paula Carrillo 🌏 traveler 👩 (@viejaqueviaja) on

Había pasado tres días en Guilin, China, de las ciudades más verdes que haya visto. Una semana antes, estaba en Hanoi, con otro ánimo, otra cara, con mi energía casi que totalmente succionada por esos horribles 8 meses. Pero en Guilin, mis pulmones devoraron ese aire fresco como quien no come desde hace mucho mucho tiempo. Llenar los pulmones era, en aquel contexto, más importante que llenar el estómago.

En cuestión de horas, volvió la sonrisa, mi alma recuperada. Viejos rencores quedaron archivados, aunque no lo suficiente como para no contarlos: mi sufrimiento no habría sido en vano si lograba evitárselo a alguien.

Guilin. Resurrección. Ya había recorrido sus calles a pie, visto sus abuelitas bailar cada noche, esperado que el día agonizara para admirar sus pagodas a la luz de la luna. Había fotografiado a jugadores de cartas amateur. Me había tomado infinidad de selfies con chinos, porque les encanta.

Había simulado no darme cuenta que me tomaban fotos cuando sacaban el teléfono a escondidas. Sé que a algunos turistas les fastidia sentirse como atracción de circo, pero yo me divertía al ver las maromas que hacían para intentar tomarme una foto, jejejejejeje.

Había aprendido a decir “tuooooo shao chien” (¿cuánto vale?) y había logrado que me entendieran. Chapeau !

Había perdido mi tarjeta vietnamita en el Bank of China porque se me olvidó sacarla del cajero. Y había logrado que me la entregaran al día siguiente, no sin antes justificar cómo ese plástico vietnamita pertenecía a una colombiana, que por alguna razón estaba en ese otro extremo del mundo, viajando sola. Doble chapeau !

Luego de Guilin, iría a Yangshuo, a ver qué tan ciertas eran esas montañas. Así, la misma mañana en que partía, y sin fijarme en mapas, reservé el primer hostal que apareció en la búsqueda. Cuando iba en el bus, revisé la dirección en el mapa offline, y recapacité. ¡Lo que había reservado estaba a 15 kilómetros de la nueva ciudad! El hostal quedaba en realidad en un pueblito de pescadores, llamado Xingping. “Por algo será”, pensé, y seguí adelante.

La noche que se volvió semana

Bajar del bus. Preguntar a una moto si me llevaba adonde salieran otros buses. Negociarla sin hablar chino. Mantener el equilibrio sobre el vehículo, con dos mochilas al hombro, intentando esconderlas de la lluvia. Reír. El viento en la cara, las gotas furtivas. La adrenalina de seguir el viaje hasta las últimas consecuencias. ¡Volvía a ser yo!

Media hora más en bus. De repente, un pueblo con tres calles. Todos los ojos chinos en mí. El hostal, las montañas… Mamá, papá, aquí estoy.

View this post on Instagram

*ENGLISH BELOW Por error terminé en este lugar maravilloso… y por errores así, quisiera equivocarme toda la vida! 😂😂😂 . Iba en realidad a la ciudad de #Yangshuo, a una hora de #Guilin, porque en internet lo recomendaban mucho. Pero cuando reservé el hostal online, ni me fijé y estaba a 15 km de aquel lugar. Me di cuenta cuando otro viajero me mostró el mapa… . Pero bueno, ya había reservado, así que a lo hecho pecho😎. Debía agarrar otro bus más y aquí estoy🙈. Qué paraíso!!! 😍😍😍 . Para quienes amamos los trekkings largos, las caminatas, la fotografía… este tipo de lugares es precisamente lo que buscamos🙌. . Me iba a quedar una noche… y ya llevo 3… 😅😅😅 . . 🇬🇧I didn't expect to come here but I booked a hostel in this little town by mistake aaaand… if they are like this, I want to commit mistakes all the time!!! 🤣🤣🤣 . I was going to Yangshuo but booked the hostel in #Xingping, 15 km away from that city. It's considered to be in the same area so I got confused… . As I had already booked, I took another bus and here I am. What a #stunning #paradise! For those who love #nature and #hiking, this is exactly the place to be. . I was gonna spend here one night… and it's been already 3 😅😅😅. . #instalove #green #instagreen #china #amazing #solotraveler #girlswhohike #dametraveller #hiker #trekking #indoorsisboring #beautiful #instago #solotravel #womenwhotravel #outdoors #natureisgod #pachamama #viajeras #mochileras #viajarfazbem

A post shared by Paula Carrillo 🌏 traveler 👩 (@viejaqueviaja) on

– “Vinimos dos días y nos quedamos siete”, me dijo una holandesa, compañera de cuarto, que viajaba con su novio.

– “¿Siete? ¿En este pueblito?”, insistí.

“Siete. Ya verás por qué”, agregó.

Solo iba a quedarme una noche, y como ellos, terminé alargándola una semana. La mejor decisión de ese mes en China.

Mi hermana china (Chinese “sis”)

“Hey, sister”. “Sister”. Así me despertaba otra compañera de cuarto en el hostal de Xingping. ¡Tenía una hermana china y no lo sabía! Hablamos un dia. Fuimos a almorzar. Pidió por mi. Me prestó dinero porque en ese pequeño pueblo no había cajeros VISA (ATENCIÓN: en China solo puedes retirar en Bank of China, lo cual es un dolor de cabeza porque en pequeños pueblos NO HAY).

Pasamos dos días juntas. Cruzamos el ferry, hicimos un trek en el que sólo los pájaros y la lluvia interrumpían nuestras conversaciones. Fuimos a montar en bicicleta. Se preocupaba por mí, y yo por ella. Ambas viajábamos solas. “‘Sister’, ven a Chongqing, mi ciudad. Te va a encantar”.

Aunque no alcancé a visitar a la “sis”, después de despedirnos, siempre estuvo pendiente de mi viaje. De reservarme trenes, de ayudarme con buses, horarios, y prácticamente todo lo que necesitara durante ese mes de recuperación. Siempre estuvo disponible para mí, cuando necesitaba traducciones o alguna información útil. Me sacó de apuros más de una vez, y a distancia. Mi hermana china.

Aún hoy, seis meses después, me sigue preguntando si volveré. Y yo… ¿qué le puedo decir? Siempre vuelvo adonde me tratan bien.

En tan poco tiempo, China me había mostrado lo inmensa que era, en cuanto a su naturaleza y su gente. Fue un amor a primera vista.

View this post on Instagram

*ENGLISH BELOW Casi que no me sacan de ese lugar maravilloso! #Xingping me robó el corazón😍. No solo sus paisajes de locura, sino también su pueblito viejo y la gente, tan amable y paciente. Y lo que viene parece aún más increíble!! Muero de la impaciencia 😀😀😀. . No se pierdan el #viaje en stories, que no siempre puedo subir foto por acá, jejeje. . Por cierto, ya he sacado 3 pantalones y 3 sacos de invierno de mi maleta. Sigue pesandoooo grgrgrgr. . 🇬🇧I finally leave this awesome town! Xingping stole my heart😍. Crazy landscapes, beautiful Old Town and the people, so nice and patient. . I can't wait for the next stop!!! 😀 Don't miss my trip on #instagram stories 😉 . #viajeros #mochileros #onewayticket #traveler #dametraveler #viagem #wanderlust #instatravel #travelgram #visitchina #travelfreak

A post shared by Paula Carrillo 🌏 traveler 👩 (@viejaqueviaja) on

“Nada que hacer en Xingping”

Lo chistoso es que todos los blogs que mencionaban Xingping decían que solo valía la pena por un día, porque el centro histórico era minúsculo. Eso es verdad… pero los alrededores del pueblo… ¡Estaban fuera de este mundo!

Me quedé en This Old Place, International Youth Hostel Xingping (si quieres reservar allí, en este link te dan un 10% de reembolso), e hice actividades recomendadas por el hostal. El primer día, cuando no había conocido a mi “sis”, hice sola una caminata de dos horas hasta un pueblo cercano. Solo estaba yo y mi eco. Hacía rato no tenía esa cita conmigo misma.

Al atardecer, subí a la montaña que está justo al lado de ese hostal, dueña de unas vistas que difícilmente podrás olvidar.

View this post on Instagram

Prefiero perderme varios días en la montaña que vivir de fiesta en fiesta (y eso que me encanta bailar!!!) 😅😅😅. . Prefiero la brisa fresca, el sol que quema, la lluvia efímera, el croar de las ranas y los trinos de los pájaros, a la música, el trago y la resaca del día siguiente 😥. . El dolor en las piernas después de caminar todo un día, o la rasquiña en los brazos al bajar una carretera destapada en bicicleta🚴‍♀️… . ¿Será porque ya llegué a los 30 que le huyo a esos planes nocturnos😅? Es decir, de vez en cuando no me caen mal, pero esperar el #atardecer en una montaña así podría hacerlo todos los días😍😍😍 . PS: Subir a la montaña Laozhai, en Xingping, es gratis🔝 . #sunset #skyporn #gopro #clouds #cloudy #mountains🗻 #china #beautifulchina #chinahighlights #visitchina #outdoors #trekking #up #top #peak #awesomedestinations #travelawesome #fridays #naturephotography

A post shared by Paula Carrillo 🌏 traveler 👩 (@viejaqueviaja) on

El segundo día, ya con la “sis”, tomamos el ferry y nos perdimos entre la naturaleza de la isla de al frente de Xingping. Visitamos un monasterio escondido entre el monte y, de nuevo, las vistas… loquísimas.

Tercer día, bicicleta y más bicicleta. Las alquilamos a una cuadra del hostal, al frente del río, porque allí era más barato. Llegamos al punto que inspiró el billete de 20 yuanes, aunque la imagen no le hace justicia a la belleza del lugar.

Y al otro día, caminar por el pueblo, simple y llanamente. Tomar un café, y al mismo tiempo, agradecerle a la vida por haberme abandonado allí.

Xingping fue el punto de recarga que necesitaba cuando recién iniciaba mi ruta hacia el transiberiano. Me dio una energía que me duraría hasta Europa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.