Maps.me: Una app para no perderse ni en la Conchinchina

Aunque parezca un sueño, tener GPS en todo momento, sin conectarse al WiFi o comprar una SIM local, es real. Se trata de Maps.me, la aplicación que más uso en este viaje y con la que llegaré a la Conchinchina, literalmente.

Muchos mochileros evitan usar smartphones por no estar como antenas buscando señal en cualquier parte, o por seguridad, pero la verdad es que las apps facilitan bastante la vida y pues… siempre es mejor adaptarse a lo que sea útil, ¿cierto?

Además que en el sudeste asiático, o por lo menos en Singapur, Camboya (con excepción de Phnom Penh, que sí me pareció medio peligroso) o Tailandia – los países que he visitado hasta ahora-, el tema del robo de celulares no es tan terrible como en Latinoamérica.

¿Por qué Maps.me?

La conocí en el sudeste asiático y gracias a ella, me he ubicado fácilmente pese a que también puede ser un arma de doble filo, como les contaré más adelante. Aparte, necesitas buena carga y espacio en el celular para instalarla.

Con Maps.me sigo la ruta cada vez que tomo un bus en Bangkok, para saber el punto exacto donde tengo que bajarme, o comprobar si en efecto, tomé la línea correcta. Igualmente, por seguridad cuando tengo que ir en moto-taxi (y por tanto, sola con un desconocido), para confirmar que me está llevando adonde le pedí.

🇪🇸Ya tengo un nivel de casi local en #Bangkok!!! Jajaja. Quién dijo #bus? Se le tiene la ruta. Skytrain? Metro? También. Taxi boat? O mejor: bus boat? También se le tiene! Jajajaja. Modestia aparte, me enorgullece esta capacidad de adaptación en casi dos semanas (sumando la primera y la segunda vez) de estar en la capital de #Tailandia 😂😂😂. Las perdidas son casi nulas ahora y lo que hago básicamente es preguntar a los locales (lo que puede ser arma de doble filo porque siempre te dicen "yes, yes", aunque no entiendan lo que les estás diciendo), subirme y seguir la ruta por GPS hasta saber donde bajarme. A veces en el bus se preocupan y me preguntan adónde voy (porque no conocen muchos turistas que pasen por una universidad, por ejemplo) pero yo les muestro mi mapita y el punto de llegada y me avisan igual cuándo bajarme. A mi me da risa y los miro como relaaaaaax que todo bien, todo bien por acá😝😝😝. Dato #mochilero: muchas líneas de bus son gratis👏👏👏 🇬🇧Feeling like a local in Bangkok!!! Hahaha so cool! Now I can handle routes by bus, subway, skytrain, even taxi boat in the capital of #Thailand… Hahaha so proud of this adaptation skill!!! Sometimes people in the bus worry and ask me where I am going (as not so many tourists use it) but I follow the route via GPS so not a lot of chance of getting lost. I thank them and think… No worries… everything alright buddy! Useful #backpacker info: some of them are #free!! #viajar #viejaqueviaja #travel #travelgram #instatravel #travelblogger #solotraveler #soyviajera #comuviajera #photodaily #instagood #instamood #happy #igersasia #igerscolombia #wanderlust #viagem #voyager #asia #sea #southeastasia

A post shared by Vieja que viaja (@viejaqueviaja) on

¿Cómo es posible esta maravilla? La clave está en descargar los mapas adonde pienses dirigirte mientras tengas conexión a Internet. Estos mapas quedarán grabados en tu teléfono cuando estés offline, por lo que no vuelves a necesitar WiFi. No es engorroso porque son mapas que cubren una gran zona. Por ejemplo, el sur de Tailandia, el centro, el norte… lo que significa que no tienes que estar haciéndolo todo el tiempo (a menos que tomes un vuelo diferente cada día, claro).

¿Cómo funciona?

Primero, debes descargar la aplicación en tu celular y activar la opción de GPS.

La opción del localizador es la segunda de arriba

Una vez está activado el localizador, la aplicación te ubicará automáticamente en el lugar donde estés. Ese lugar aparecerá como un círculo azul, así:

El círculo azul te indica donde estás en el momento

Y teniendo ya el punto azul como referencia, puedes acercar o alejar el mapa con el mas y el menos del lado derecho.

Después querrás saber cómo ir a cualquier lugar. Maps.me te da la opción de hacerlo en carro, bicicleta o andando. En este sentido, si quieres usar transporte público, es mejor buscar en Google Maps, aunque también hay que tener en cuenta que en lugares como Siem Reap, Camboya, o las islas de Tailandia, todo el mundo usa moto, así que dará lo mismo si buscas la ruta com Maps.me.

Entonces, vas a la lupa de la misma pantalla, en el lado inferior izquierdo, y digitas el destino.

En la lupa puse “Night Market” en Ayutthaya y ya me lo marcó en el círculo azul

Apenas tengas el punto de destino en azul, lo mejor es ponerle una estrella de favorito, que encontrarás en la parte inferior izquierda de la misma pantalla. O sea, donde dice “marcador”. Esto, porque a veces intentas minimizar el mapa a ver qué tan lejos estás y se confunde fácilmente. Con la estrella lo encuentras sin necesidad de volver a buscar.

Luego le das “ruta hasta”, en el mismo  menú de “marcador” pero dos opciones más a la derecha, y te va a presentar su propuesta de camino, con una línea azul, así:

La aplicación calcula el tiempo dependiendo de si poner la opción de caminar, bicicleta o carro

Le das empezar (botón azul del lado derecho) y listo… te propone una ruta para empezar el recorrido por lo que el punto azul que marca tu ubicación se convertirá en una flecha que se mueve a medida que vas avanzando.

También puedes marcar algún punto como favorito y ponerle “desde”, la segunda opción del menú inferior, y luego seleccionar otro lugar cuando te pregunte hasta dónde quieres ir. Eso por si buscas saber distancias aunque no te encuentres allí.

Recomendación: ¡No seguirla a ojo cerrado!

Es verdad que el mapa ayuda demasiado pero no hay que seguir las rutas propuestas tal y como dice sin comprobar si realmente es el camino más fácil. Por experiencia propia ya sé que el GPS muchas veces te manda por un montón de recovecos (“atajos”, pensará la app), que no siempre terminan siendo buena idea porque los lugares pueden ser muy feos (calles oscuras, solas y tal vez peligrosas por las que no querrás perderte sobre todo de noche).

Lo mejor es escoger las rutas rectas y por seguridad, las grandes vías, autopistas, etc. ¿Por qué? Siempre habrá más gente que transite por allí, por lo tanto más luz y eventualmente, alguien que pueda ayudarte en cualquier momento.

La filosofía al usar Maps.me debe ser: ¿Para qué complicarse la vida cuando hay un camino más directo?

Acá les pongo este ejemplo… En la isla de Phuket, Tailandia, me quedé dando vueltas alrededor del terminal de buses esperando mi salida hacia Bangkok en la noche. Así que vi algo cerca o mínimamente cerca para visitar en Maps.me (porque te muestra lugares turísticos alrededor) y decidí ir caminando a un punto alto para tomar fotos. Quedaba a hora y media de donde estaba. Al regreso, y pese a que ya conocía la ruta, decidí probar el Maps.me a ver qué decía…. y resultó la mejor confirmación de que definitivamente, no hay que tomar su recomendación como libro sagrado:

Voilà lo que sugiere Maps.me

O sea, no podía mostrar lo más sencillo, que era seguir en la misma carretera hasta el final, sino que prefirió mandarme por allá arriba y volver a bajar. Por supuesto, lo ignoré.

Así que con un poco de práctica, sabia lectura de los mapas y ojo crítico, Maps.me te ayudará a llegar hasta la Conchinchina que, por cierto, es real y queda en el sur de Vietnam, hacia la frontera con Camboya.

¿También usas Maps.me? 

Deja un comentario