Si eres de España, ESTE DESCUENTO TE INTERESA

Recibe un descuento si compras tu seguro Chapka aquí

¡10 USD en MEMBRESÍA WORLDPACKERS!

 

10 USD de regalo en Worldpackers
Si haces click en esta foto, obtienes 10 USD de descuento en tu membresía anual

¿Aún no GANAS DINERO con Kwai Colombia? EMPIEZA AQUÍ

cómo ganar dinero con Kwai Colombia

¡Certifícate como profesor de inglés!

TEFL_certification
Get 15% discount in your TEFL courses by clicking here

Busca y compra tu seguro de viajes aquí

Asegura tu viaje - buscador de seguros

Tours en español

Civitatis tours en español

¿Es peligroso viajar sola a Turquía?

estereotipos de turquía

¿Viajar sola a Turquía? Seguramente ya te habrán advertido de lo “peligroso” que es ir a un país musulmán, donde “no respetan a las mujeres”, y “ponen bombas”, lol. ¿Cómo es REALMENTE viajar sola a Turquía? Te lo cuento tras 4 meses de viaje en ese país maravilloso.

Y no me baso en lo que salió en una noticia, que es, usualmente, la fuente de quienes más arman “show” con el tema. RECUÉRDALO: las noticias dan a conocer lo que es de mayor impacto, lo que rompe la cotidianidad o afecta a un gran número de personas.

El problema está en que, como espectadores, a veces tomamos esas noticias como si fueran la realidad, y no como eventos fuera de lo común. Y voilà, así es como se forman los estereotipos: el musulmán “terrorista”, el colombiano “narcotraficante”, y así, por los siglos de los siglos, amén.

¡Pero no te vayas aún! Prometo dejar de pontificar y pasar al grano.

Después de visitar Turquía en varias ocasiones, he de decir que es mi país favorito. Y sí, siempre he ido sola (y lo seguiré haciendo mientras pueda).

Mi experiencia de viaje sola por Turquía

Conclusión: he visitado Turquía en dos ocasiones: dos meses en 2019 y otros dos en 2020 (los colombianos tenemos hasta 90 días como turistas, sin necesidad de visa).

La primera vez, como tú, tenía miedo de viajar sola a Turquía. Aunque había recorrido el sudeste asiático sola, y luego desde Vietnam hasta Francia por tierra (también en solitario), no había estado nunca en un lugar donde practicaran mayoritariamente la religión islámica.

Era consciente de la imagen negativa de los musulmanes en medios occidentales. Pero… ¿Hasta dónde era cierta? Quería ignorarla, pero al mismo tiempo, me daba susto que me irrespetaran por no andar con un hombre que me “defendiera”.

También me daba pereza pensar que debía taparme la cabeza… ¡Hasta me llevé un anillo falso de matrimonio! Esto, por si debía decir que estaba casada y mi “esposo” estaba en el baño, je.

Por cierto, en este video te cuento cómo me fue con eso:

El caso es que, en mi primera semana en Estambul, me reprendí a mi misma por haber estado tan (pero tan) equivocada: no era necesario taparse (aunque las que se tapan no son discriminadas por ello, como sí pasa en países occidentales, tristemente).

Turcas en shorts y camisas de tiras

Fui en verano y vi chicas con shorts, y camisas de tiras en espacios públicos de Estambul, así que me relajé. En ciudades como Estambul o Izmir, fui también en shorts sin problemas. Nunca me persiguieron en plan “acoso”.

Realmente, lo máximo que viví fue la exagerada insistencia de los vendedores para que les compres lo que sea, pero de ahí a llamarlo «acoso» hay un buen trecho, jé.

Lo cierto es que abandoné todas esas ideas preconcebidas apenas vi cómo se vestían allí (en lo que ahondaré más adelante).

Además de eso, cuando vas por la calle no te gritan vulgaridades ni «piropos» subidos de tono (como sí lo he vivido en países considerados cristianos, como el mío).

Así me vestí en Izmir (Esmirna) en verano. Como puedes ver, no iba muy conservadora para el estándar del estereotipo musulmán, lol.

🔥 El estereotipo de las occidentales

Son mirones, eso sí, y si pones una foto en Instagram, con ubicación en alguna ciudad de Turquía, te escribirán muchos mensajes por interno (comprobado), pero de ahí no pasan.

Debes tener en cuenta lo siguiente: así como en países occidentales existe el estereotipo del «musulmán machista y acosador», en Turquía tienen el de las «mujeres occidentales fáciles».

Por eso, algunos pueden ponerse «cansones» por redes sociales (porque creen que con un «hola» ya estarás dispuesta a tener sexo, lol). Sin embargo, desde que los ignores o les hables claro, te dejarán en paz.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Paula Carrillo 🌏 solo traveler (@viejaqueviaja)

OJO: No sería justo generalizar. De hecho, quienes me contaron de este estereotipo fueron amigos turcos que hice en estos viajes.

Igual recuerda que cada experiencia es diferente. Por ejemplo, sé que la insistencia es mucho mayor hacia mujeres blancas y rubias.

En mi caso, varias veces me dijeron que parecía turca y me aprendí algunas palabras básicas como «hola», «cuánto vale», y los números.

De esta forma, a veces lograba mimetizarme entre las locales. Esta es una estrategia que facilita mucho las cosas cuando eres turista.

💥 ¿Pero roban? ¿Ponen bombas?

Después de recorrer no sólo Estambul sino la costa oeste, centro, sur y sureste de Turquía, debo decir que es uno de los países más seguros que he visitado.

Ya sé, esto puede parecer irreal cuando avisos de Embajadas occidentales advierten de no ir, pero es lo que concluí después de mi ruta por: Estambul, Çanakkale, Izmir, Éfeso, Pamukkale, Fethiye, Kas, Antalya, Konya, Capadocia y Mardin.

El ambiente en cada uno de estos lugares es diferente y hay que saberlo identificar, pero ya te explicaré cómo más abajo.

Viajar sola por Turquía me ha parecido más seguro incluso que recorrer grandes ciudades europeas como París o Barcelona (inundadas de carteristas).

Robos y estafas de Turquía

En cualquier parte de Turquía siempre sentí que podía sacar el teléfono en la calle, sin miedo a que me lo raparan.

Podía llevar la mochila atrás tranquilamente y subir al metro sin el temor de que una «mano traviesa» me sacara la billetera del bolso o intentara sobrepasarse conmigo.

En conclusión, nunca me sentí intimidada en cuanto a robos con violencia, como pasa en Latinoamérica; o a que me raparan las cosas o me las sacaran sin darme cuenta, como en Europa occidental.

Sin embargo, hay algo que sí es común, y es que te cobren el doble o triple del precio cuando te intentan vender algo. Sobre todo, en el famosísimo Gran Bazar de Estambul, uno de los imperdibles de esta ciudad de 15 millones de habitantes.

La clave para evitar eso es sencilla: regatear duro. Eso, en los sitios mega turísticos. Usualmente, en los sitios para locales, los precios son fijos y no existe este riesgo.

Por ejemplo, en el increíble mercado de ropa barata y nueva de Besiktas (que descubrí en mi segundo viaje), muestran las cifras en «cartelitos», y tú sólo debes escoger las prendas, como si se tratara de la temporada de rebajas (ME VOLÓ LA CABEZA):

Otra cosa que debes tener en cuenta son las estafas de los taxistas. No son atracos a mano armada, pero sí maneras de robarte en tu cara: te dan mil vueltas para llegar al sitio que pediste, te cobran una cifra exagerada, y si no quieres pagar pero tienes tus maletas en el baúl, difícilmente podrás evitarlas.

¿Solución? Una, preferir el transporte público que, por cierto, es una maravilla, como te explico en este post.

Dos, si definitivamente prefieres tomar taxis, sigue la ruta permanentemente con mapas offline, como Maps.me.

Tres, si no tienes problemas de presupuesto y prefieres contratar un transporte privado, también puedes hacerlo reservando en línea con una agencia turística reconocida.

Atentados terroristas en Turquía

Si te dijera que no han habido atentados terroristas en Turquía, estaría faltando a la verdad.

Claro que los ha habido. Los que tuvieron mayor repercusión en medios de comunicación occidentales fueron los de 2016.

En ese año, hubo uno en la calle Istiklal o calle de la Independencia, cerca a la concurrida Plaza Taksim de Estambul (5 muertos); otro cerca al estadio de Besiktas (44 muertos), y otro más en el aeropuerto de Ataturk (47 muertos).

Sin embargo, la situación es diferente ahora que el contexto en Siria está más calmado. De hecho, los mismos turcos cuentan que la concurrida calle Istiklal está llena de policías vestidos de civil, justamente como consecuencia de estos hechos.

Debes recordar, en todo caso, que Europa occidental también vivió momentos duros por esa época: en París murieron 130 personas en noviembre de 2015; y en Niza, 86 más, en un ataque suicida con un camión en 2016.

Sin mencionar el atropello masivo en las Ramblas de Barcelona, en 2017…

Conclusión: han habido ataques en todos lados.

Sinceramente, no puedo imaginar cómo habrá sido Estambul en esos años, porque me parece re-contra-segura, pero si aún tienes miedo, te aconsejo preguntar a los propios turcos cómo está la situación en cada parte del país.

Es uno de mis tips de seguridad para viajar sola: preguntar a amigos locales sobre la seguridad en su país / ciudad / barrio, porque son la primera fuente de información respecto a lo que está pasando (más allá de los estereotipos de la televisión).

Por ejemplo, gracias a lo que me dijeron los propios turcos, me lancé a visitar Mardin, una ciudad maravillosa en el este de Turquía. Como queda cerca a la frontera con Siria, estaba prevenida.

Sin embargo, ellos me dijeron que era mega turística, solo que los occidentales creían que era súper peligrosa por su ubicación. Me «arriesgué» y fui. Me fascinó por tanta historia y arquitectura mesopotámica increíble, como lo conté en este post.

Cerca de Mardin, también están las impresionantes ruinas de Dara. Entre ellas, una cisterna que encontraron recientemente, más grande que la famosísima Basílica Cisterna de Estambul.

✅ ¿Cómo vestirte siendo mujer, si quieres viajar sola a Turquía?

Sitios de culto

Aunque ya te dije que no es necesario taparse la cabeza, esto tiene una excepción: las mezquitas.

Ponerse velo al entrar a estos lugares de culto no es una obligación. Es más, puede que nadie te diga que lo hagas, pero es un símbolo de respeto hacia sus creencias.

Por lo tanto, yo no lo dudo: me pongo la bufanda o el chal que tenga a la mano y listo (si es que la mezquita no ofrece velos para entrar, que es lo más común).

También tendrás que quitarte los zapatos (pilas con las medias rotas), y si llevas un vestido muy pegado o una falda corta, deberás ponerte una larga encima (hay mezquitas que también las dan, como lo vi en la Mezquita Azul de Estambul).

Si aún así prefieres viajar sola a Estambul pero acompañada por un tour mientras tomas confianza, échale un ojo a esta visita guiada, que incluye el crucero por el Bósforo, la Mezquita Azul, Santa Sofía, el Gran Bazar y el Bazar de las Especias

Vestimenta para salir a la calle

Aunque al comienzo del post te expliqué que no había que taparse la cabeza, y que se podía andar en shorts, hay algo cierto y es que todo depende de la ciudad de Turquía en la que te encuentres.

Es lo que te voy a explicar ahora, porque hay zonas más abiertas y liberales, como Estambul o Izmir; y otras más conservadoras como Capadocia o Konya.

Tal vez te interese ver también: La manera más barata de volar a Estambul desde España (u otros países de Europa occidental)

Estambul y Esmirna (Izmir): las más “abiertas” de Turquía

Estas son las ciudades más liberales de Turquía. Según los propios turcos, Izmir aún más que Estambul.

Por eso, allí nunca sentí que tuviera que cambiar mi forma de vestir para no atraer miradas en la calle. Eso sí, ten en cuenta que normalmente, no ando con tops mostrando el ombligo, ni con escotes pronunciados.

Pero sí me gustan los shorts y uso una que otra camisa de tiras, cuando llevo pantalones largos.

¿Y entonces por qué Turquía es tan «abierta», en este sentido (comparada con otros países musulmanes)?

Una razón (yo aquí planteando hipótesis, je je) puede ser que Turquía es un estado laico, como está establecido en la Constitución. Es lo que la hace diferente de otros lugares que tienen teocracias como sistemas políticos.

La separación entre religión y Estado se dio tras la caída del Imperio Otomano (luego de la I Guerra Mundial), y fue impulsada por el primer presidente de la República de Turquía, Mustafa Kemal Ataturk.

Por eso, y muchas otras reformas que inició (como la introducción del alfabeto latino, por ejemplo), la imagen de Atatürk es venerada por todo el país (te acordarás de mi cuando veas las banderas con la foto de Ataturk por todo lado).

He visto a Atatürk incluso en platos y vasos en los supermercados, como te muestro al final de este vídeo:

Todo esto para decirte que Turquía es un Estado secular y es motivo de orgullo para sus ciudadanos, lo que la hace tolerante y abierta a otras culturas.

Igual debes saber que cada ciudad tiene barrios “conservadores”, por decirlo así, donde la gente se ve más tapada. Usualmente, los turistas no llegan allí, así que no tendrás problema.

Se me olvidaba decirte que si vas a la playa en las turísticas zonas de Fethiye, Oludeniz, Kas, Antalya… podrás usar bikini sin problema.

Explico más sobre estas diferencias entre distintas zonas de Estambul en este artículo sobre dónde dormir en la ciudad (una crítica a todos los sitios donde me he quedado allí).

Ahora, ¿son seguros los buses intermunicipales para viajar sola por Turquía? En mi primera vez en el país, hice toda mi ruta por tierra. Mi impresión fue que las compañías de autobuses eran buenísimas, baratas, y también confiables para viajar sola, como te cuento en este otro post.

Konya, Capadocia y más al Este de Turquía

Apenas te bajes del bus o avión cerca de la ciudad de Konya (que según los turcos, es una de las más conservadoras del país), notarás la diferencia.

En Konya no hay mucho turismo occidental. Es decir, hay uno que otro turista porque allí está el museo de Mevlana, así como la ceremonia original de los dervishes giróvagos.

Este último espectáculo es muy popular en Estambul o Capadocia, pero es en Konya donde la orden sufí nació y la ceremonia es más auténtica.

En fin, sin distraernos más del tema, la forma en que las mujeres se visten en Konya es diferente a las de Estambul o Izmir. Sobre todo en el centro: la mayoría andan tapadas de la cabeza a los pies.

Y eso cuando ves mujeres, porque la mayoría de gente que está en restaurantes o casas de té del centro de Konya son hombres.

ACLARO: Estoy hablando de esa parte de la ciudad, porque en la zona universitaria, claramente, el ambiente es más abierto (entre los jóvenes).

Así que ante este panorama, y sin que nadie te lo diga, te cambias para adaptarte a esa situación. ¿Por qué? No porque te vaya a pasar nada, sino porque las miradas pueden resultar incómodas.

 
 
 
 
 
View this post on Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Paula Carrillo 🌏 solo traveler (@viejaqueviaja)

Los turcos que conocí solían hablar mal de Konya, justamente por ese ambiente conservador.

Cada vez que les decía que Konya me había parecido interesante, respondían que por qué, si allá «no había nada». «Mejor vete a Izmir, que es más moderna y hay más por ver», aseguraban.

Pero yo quería conocer Turquía en toda su diversidad, no solamente los lugares más occidentalizados. Estar en Konya me permitió constatar todas las diferencias que te cuento ahora.

Por otro lado, en Capadocia (que es una región entera, no una ciudad) el ambiente no es tan conservador como en Konya. Sobre todo en el pueblo de Göreme, que está casi que destinado exclusivamente a los turistas (aunque no por eso mejor).

Te explico más de los sectores de Capadocia en este post sobre dónde dormir en esa región.

Sin embargo, si te sales de los circuitos turísticos (como es mi caso, porque me gustan los lugares alternativos y lejos del turismo masivo), sí notarás que las mujeres tampoco se visten como en Estambul o Izmir.

Por el contrario, van más tapadas. Como uno de mis principios de seguridad para viajar sola es hacer lo que hacen los locales, claramente cambio el chip en lugares así: doy preferencia a los pantalones largos y camisas anchas.

No obstante, en ninguno de estos sitios sentí que tenía que taparme la cabeza.

También pensaba que más hacia el Este, en Mardin, tendría que ser cuidadosa con la vestimenta…

Seguridad en Mardin, Este de Turquía

Sin embargo, y pese a estar cerca de la frontera con Siria, me pareció una ciudad súper tolerante, e incluso más moderna que la propia Konya.

Ahora, ten en cuenta que viajé en otoño – casi invierno. O sea que igual iba con abrigos y mucha ropa. Así que no sabría decir objetivamente cómo cambia el ambiente cuando hace más calor.

No tengo palabras para describir lo increíble que fue este viaje en el que, por cierto, hice Couchsurfing, y me quedé en dos casas de locales, que se convirtieron en buenos amigos.

Ellos me mostraron la ciudad y sus alrededores. Conocí tiendas de jabones artesanales sirios, mezquitas milenarias, iglesias ortodoxas súper especiales… ¡Hasta encontré gente que hablaba arameo, la lengua de Jesucristo!

Realmente me cuesta escoger mi ciudad favorita de Turquía, pero Mardin definitivamente está en el top 3. ¡Tanta historia y belleza no se encuentran todos los días!

No sé si alcance a transmitirte la emoción de haber visitado este lugar, pero espero hacerlo si no, en este vídeo:

Como te expliqué antes, turistas occidentales evitan este destino. La primera vez que fui a Turquía, quedé fascinada con las fotos que vi por Internet. Sin embargo, decidí evitar la ciudad, por si acaso.

Pero me quedó la espinita. En el segundo viaje, me lancé. Fui en avión y, aunque tenía un poco de susto, este se esfumó apenas salí del aeropuerto.

Consejos de seguridad para viajar sola a Turquía

Ya te he dado algunas pistas a lo largo de todo el post, así que vamos a resumir y agregar algunas recomendaciones para viajar sola a Turquía

Hacer amigos locales

Y preguntarles a ellos directamente cómo es la situación de seguridad en cada zona.

Vestir como turca

Como ya te dije, hay zonas más modernas y otras más conservadoras. Solo abre los ojos y mira cómo se visten, dependiendo del lugar de Turquía en donde te encuentres.

Decir «NO»

Alto y claro. Cuando los vendedores te insistan mucho, sólo díselo y te dejarán en paz. O ignóralos directamente (aplica también para los «intensos» que te escriban mil mensajes por el Instagram).

Seguir mapas offline

Una muy buena opción para no perderte, si no tienes Internet en el teléfono.

Anotar el teléfono de la policía local

Por si alguien te persigue (en el hipotético caso de que alguien lo haga).

En todo caso, nunca me pasó a mi. Sin embargo, en Göreme, tuve que amenazar a un loco con la policía (el tipo estaba obsesionado con una amiga, como lo conté en una de mis «novelas» del Instagram, en su primera y segunda parte).

Los turcos sienten mucho respeto por la policía, así que mencionarla o hacer la «musa» de que la llamas, puede ser una buena estrategia para espantarlos.

Viajar siempre con seguro médico

Porque la seguridad también implica cuidar tu salud, y más en tiempos de COVID-19.

Si eres de España o resides en este u otro país de Europa, te recomiendo el seguro Cap Trip Plus, de Chapka. ¿Por qué? Pues porque cubre COVID-19, así como la prueba PCR si te la prescriben por síntomas, una vez estando allí.

Aparte de esto, te da un descuento para la PCR obligatoria antes del viaje y, en caso de requerir la asistencia estando en el país, sea por este u otro malestar, te cubre SIN HACER PAGOS POR ADELANTADO o franquicias.

¡Con el código VIEJAQUEVIAJA o haciendo click en la foto, obtendrás 7% de descuento!

Recibe un descuento si compras tu seguro Chapka aquí
Los precios son muy competitivos.

Por cierto, en dos ocasiones me he acercado a hospitales en Turquía. En mi primer viaje, cuando después de bucear en Kas, sentí un dolor terrible en la espalda que no me dejaba moverme.

Fui a urgencias, aprovechando el seguro médico que había comprado previamente, y un quiropráctico que estaba en sala me «arregló», je je.

En el segundo viaje, me acerqué para hacerme la prueba del COVID-19 antes de regresar a Colombia, porque no sabía si me la pedirían o no al aterrizar.

Fui al hospital armenio en Estambul, me costó 225 TL (unos 22 euros), y me entregaron los resultados de un día para otro.

Si eres de Latinoamérica, te recomiento comprar tu seguro con este otro buscador, que permite comparar varias marcas, si cubren COVID-19 y el monto de la cobertura, entre otros beneficios.

Además, ¡tiene muy buenos precios y permite pagar desde la propia web!

Asegura tu viaje - buscador de seguros
Asegura tu viaje

¿Te sirvió? ¡Pinéalo para otras chica que quieran viajar solas a Turquía!

Lee también: Destinos para viajar sola en el sudeste asiático

7 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Gracias infinitas Paula por tus buenos consejos. Ojalá se pueda viajar pronto. Me gustaría que comentaras también tu experiencia con el clima en esos lugares.

    • ¡Muchas gracias a ti por leerlo! Tienes razón, creo que no he mencionado nada sobre el clima, jejeje. En Turquía hay estaciones, así que hay que ajustarse al clima frío o clima caliente, como si estuvieras en Europa occidental. Sin embargo, en el sur (Antalya, Kas, etc.), el frío del invierno no pega tan fuerte y con chaquetas suaves podrás sobrellevarlo (aunque no ir a la playa).

  • Muy buen artículo para todas las personas que queremos visitar ese maravilloso país. Gracias por no guardarte nada y contar hasta el más mínimo detalle, además de quitar tantos estereotipos que mantenemos.

  • Hola muchas gracias por informar cada detalle super su historia gracias me ha servido de mucho para cuando llegue estar preparada ire sola y pues si siento un poco de miedo, por favor desde el aeropuerto instambul hasta llegar a mi hospedaje a: Çatalçeşme Sk. No:42, Alemdar, 34110 Fatih/İstanbul, Turquía que me aconsejas que me salga el trasporte economico por favor gracias quedo pendiente

error: Content is protected !!