Por qué NO hacer Angkor Wat, Camboya, en bicicleta

Entrada a Angkor Wat

¿Bici, moto o tuk-tuk? Si estás pensando visitar Angkor Wat en Camboya, seguro tendrás el dilema que tuve hace unos meses y de cuyo desenlace me arrepentí, después de ver lo maravilloso que era el complejo arqueológico desde adentro.

*ENGLISH BELOW . Angkor Wat no es solamente el #templo que todo el mundo ha visto en #fotos, desde donde se ve el reflejo del sol cuando amanece. . Son muchas edificaciones con kilómetros de distancia unas de otras. Este, por ejemplo, es el de Ta Prohm, donde grabaron Tomb Raider. Uno de los pocos donde se ve cómo la #naturaleza se apoderó de las edificaciones milenarias cuando el complejo estaba perdido en la #selva. . En las otras, los restauradores retiraron los raíces. Por eso, Ta Prohm es uno de los más visitados. . 🇬🇧 Angkor Wat is not only the temple that everybody has seen in the pictures, where the sun rises behind the towers. . Its a complex of many buildings, with kilometers between them. This, for example, is Ta Prohm, where Tomb Raider was recorded. One of the few where you can appreciate the #nature taking the structures, as the whole complex was when it remained lost in the #jungle. . In the other places, archeologists took out the roots. This is why Ta Prohm is one of the most visited temples around.

A post shared by Paula Carrillo 🌞🌏 (@viejaqueviaja) on

Todo comenzó cuando estaba de voluntaria -trabajaba unas horas a cambio de hospedaje y comida- en un bar en Siem Reap. Mi objetivo era, por supuesto, conocer los famosos templos, y por eso llegué a esta ciudad. Entregaba volantes desde la tardecita para que la gente visitara el bar y en esto permanecí dos semanas.

Allí conocí a una pareja de franceses que me recomendaron no comprar el pase de tres días a Angkor porque al final “me iba a aburrir de tanto templo”. En su defensa, debo aclarar que ellos recorrieron los templos en moto, por lo que seguro alcanzaron a visitar muchísimo más que yo en un solo día.

*ENGLISH BELOW . No alcancé a terminar el recuento antes de terminar el año!!! Así que después de #Singapur, el próximo destino fue #Camboya. Tomé un avión a Phnom Penh y la capital me pareció tan horrible que salí corriendo al siguiente día. También porque me estrellé con un hostal de mala muerte que me dio una buena lección (la pueden encontrar en el blog, en el apartado de Camboya). Pues… bienvenida a la verdadera #Asia!!! . Así que agarré un bus y llegué a Siem Reap. Había soñado tanto con visitar Angkor Wat cuando vivía las épocas duras del estrés en #Colombia, que de verdad no me creía tenerlo allí, al frente, por fin. . Y creo que jamás lo hubiera hecho si hubiera continuado trabajando – y aprovechando únicamente el tiempo de vacaciones-. . Sin embargo, no lo disfruté como debía, por escuchar a otros #mochileros. Me dijeron: "Compra el tiquete para un solo día, que luego te aburres de tanto templo". . Cuando estuve allá, al ver semejante maravilla, y teniendo en cuenta que eran kilómetros de distancia entre templo y templo (y que yo me movía en bici), sentí ira conmigo misma por haberles hecho caso! . De ahí en adelante tomo algunas recomendaciones pero sin "obedecerlas" a ojo cerrado. Al fin y al cabo, todos tenemos maneras diferentes de #viajar. . 🇬🇧 I didn't have enough time to finish the summary of this whole #trip!! So after #Singapore, #Cambodia was the next destination. I took a flight to Phnom Penh and the city appeared that horrible that I took a bus the very next day to Siem Reap. . During the tough moments of chronicle stress in my country, I dreamed a thousand times about being in that place. I couldn't believe it yet but there I was. Thousand of kilometers hadn't been an obstacle to get there. . Nevertheless, I didn't enjoy it as I should. Some fellow backpackers told me that with only one day, it would be more than enough. That "I would get bored with all those temples", they assured. . When I was there, staring at all those marvelous places, I grounded myself for "obeying" without doubting! From then on, I decided to listen but not necessarily doing what the others were up to. . At the end, we all travel in different ways . #tbt

A post shared by Paula Carrillo 🌞🌏 (@viejaqueviaja) on

Afiebrada a la bici como suelo ser, y pese a las advertencias de que moriría del cansancio, terminé visitando Angkor en dos ruedas, con mis piernas como único motor. ¡Qué falla!

Hacer caso a la primera sugerencia pero a no la segunda y entrar al complejo después de mediodía -porque me equivoqué de lugar para comprar la entrada-, terminó de completar el cóctel de malas decisiones, que les cuento acá para que no les pase.

(((PARÉNTESIS: Suelo ignorar las advertencias sobre el esfuerzo físico porque a la gente normalmente no le gusta hacer deporte y en el sudeste asiático menos.

Recuerdo que en Singapur la gente del hostal se escandalizaba porque me iba caminando desde Little India a Chinatown, y me echaba más o menos unos 30-40 minutos en ello, o sea, nada del otro mundo. Escojo caminar, no tanto porque pretenda ahorrarme unos dólares en el transporte, sino porque creo que es la mejor manera de fijarse en los detalles de una ciudad.

Y qué decir de Vietnam, donde la gente no camina ni para ir al mercado…)))

Las razones

Pero bueno, vamos al grano: ¿Por qué NO visitar Angkor Wat en bicicleta?

  1. El inmenso complejo de Angkor Wat tiene dos circuitos: el pequeño y el grande. Tan solo el pequeño (que incluye el edificio de Angkor Wat y Angkor Thom -Bayon, Baphuon, Ta Prohm, etc-, que fue el que alcancé a ver en dos días, tiene unos 17 kilómetros de extensión.El grande tiene otros 26 kilómetros. Eso, sin tener en cuenta los 8 km que separan la entrada del complejo de la ciudad de Siem Reap.Se imaginarán entonces cómo sentía las piernas por la noche y al siguiente día… O sea, no podía ni caminar después de cinco horas pedaleando non-stop.

     

  2. El calor. Más de 30 grados, con un sol poderoso y en la bicicleta… no es la opción más inteligente a menos que quieras sudar en exceso y cargar agua caliente o comprar agua en cada avanzada.
  3. Si lo que buscas es ahorrar y por eso te estás planteando la bicicleta, ten en cuenta que tan solo la entrada por un día vale 37 USD (precios de 2017). Tres días, 62 USD, y 7 días, 72 USD. O sea, si no quieres gastar nada, mejor no vayas a Angkor Wat – lo cual sería una lástima porque el complejo es impresionante. No por nada es Patrimonio de la Humanidad -.https://www.instagram.com/p/BdnirxIDtmR/?taken-by=viejaqueviaja

    En fin, para aprovechar mejor el tiempo, y si definitivamente solo quieres un día para ahorrar sí o sí, lo mejor sería ingresar al amanecer -o sea 5:30 am-, y regresar cuando cierre el parque, a las 5 pm.

    Alquilar una moto es más barato que pagarle a un tuk-tuk (moto taxi con cabina), aunque ellos ya se conocen las rutas y si no sabes manejar, puedes caerte fácilmente, como me pasó a mi más adelante, en Battambang, y como explicaré en una próxima entrada.

(((PARÉNTESIS 2. También está el dilema ético, por supuesto, porque después de observar la pobreza del país, es inevitable preguntarse: ¿Hacia dónde va el dinero de los tickets?

Supuestamente, dos dólares por cada uno van a una red de hospitales pediátricos, pero… ¿Será realmente así? Y en todo caso, ¿dos dólares de 37?

Tras ver las filas y la cantidad de gente, multiplicas y… se trata de un dineral por día, porque quienes viajan a este pequeño país del sudeste asiático lo hacen en su mayoría por el famosísimo complejo arqueológico… )))

A cada uno de decidir.

 

Deja un comentario