Ahorrar en Singapur, la ciudad más cara del mundo

La verdad es que los precios en Singapur no me daban miedo, hasta que empezaron a asustarme en serio los agentes migratorios apenas llegué a Estados Unidos. Allí empezó realmente el terror.

“¿Vas a Singapur? ¿Y cuánto tiempo te quedas? Porque eso por allá es muy caro”, me dijo el primero, desde el punto de entrada del aeropuerto de Los Ángeles.

Había salido de Bogotá unas ocho horas antes, entre el vuelo de la capital colombiana a esta ciudad del oeste de los Estados Unidos, y la espera por las maletas (en LA hay que pasarlas personalmente por más escáneres, incluso si se embarcaron hasta el destino final. Las filas son exageradas).

“¿Singapur? ¡Muy costoso!”, me dijo el segundo, al aterrizar a la medianoche de aquel 26 de febrero en San Francisco, desde donde saldría hacia el otro lado del planeta -literalmente-. Mejor dicho, cual “parceros” que dan consejos y hacen bromas… así terminé conversando con los “cocos” de Migración gringa sobre cómo ahorraría durante mi estadía.

No era para menos. Iba a la ciudad más cara del mundo. ¡Y no es que no me hubiera informado! Había leído y escuchado muuuchas historias de mochileros pero aún así, decidí quedarme una semana. De todas formas, iba a llegar allí por estas razones…

Y además, había salido de Bogotá el 26 de febrero para llegar el 1 de marzo a mi “destino final”, por lo que aterrizaría ávida de una buena cama y un tiempo considerable de descanso para recuperarme del jetlag (12 horas de diferencia con Colombia).

Igual tenía una invitación de Bunc Hostel por un par de noches, y descuento en otras a cambio de dar a conocer lo que había en los alrededores, algo que de todas formas haría para el blog.

¡No podría ser tan grave! Así que preferí hacer caso a lo que sentía e ignoré todas las advertencias habidas y por haber respecto a los exorbitantes precios del lugar. Aparte que todo el mundo decía que el resto del sudeste asiático iba a ser “un regalo”, así que bueno… un lujo al comienzo no me iba a venir nada mal.

– La confirmación –

En efecto, hay que revisar muy bien los gastos en este lugar maravilloso, aunque lo que más cuesta es, sin duda, el hospedaje. Una cama en un hostal oscila entre los 20 y 30 dólares, y la comida… ¡caso aparte!

Bien me decía Andrea, de Colombian Abroad, que iba a necesitar en una semana lo de un mes en otros países del sudeste asiático y bueno, tenía mucha razón. Creo que fueron unos 200 USD más o menos, con todo y lo que pude ahorrar.

Para no gastar exageradamente, aparte de bajar costos en hospedaje, me centré en hacer planes gratis (sí existen!!!), como visitar el Buddha Tooth Relic Temple en el Chinatown de Singapur, entre otros que explicaré en siguientes posts.

Además, intenté comer en restaurantes chinos y otros locales, preferiblemente lejos del espectacular centro financiero, y sobre todo del Marina Bay (allí una comida cuesta el triple que en otros lugares).

Caminar también es gratis, por lo que salía cada día bien equipada, con mapa en mano, cámara al hombro y guardados de comida, pese a que en el hostal se sorprendieran porque iba y volvía siempre caminando. Igual, hay varios lugares para entrar sin pagar y valen mucho la pena!!!

Ya equipándome para salir en mi primer día (real) de visita en #Singapur, desde @bunchostel !!! Ayer del cansancio no podía ni mover un dedo. Pero resistí el sueño hasta la noche por aquello de acostumbrarme al nuevo horario y por fin…soy persona otra vez!!! Qué tal los billetes de acá? Divinos! Y al tocarlos, parecen de plástico. Este hostal está ubicado en el barrio Little India (de ahí la picada de la comida de ayer), aunque ya entendí que prefiero mil veces la comida china, jejeje. Con mi mapita, llegaré caminando al famoso Marina Bay y lo que quede en sus alrededores. Yujuuu💃💃💃 🇬🇧Getting ready in Bunc Hostel to go out in muy first (real) day of visit in #Singapore!!! Yesterday I was so tired of that long long trip (17h of plane from San Francisco) that I couldn't even move!! But today I have all the energy to walk around Marina Bay and beyond. Yaaaayy!!! 😊😊😊 #Asia #travel #instatravel #travelgram #instago #onewayticket #viajar #viejaqueviaja #southeastasia #walk #igerscolombia #igerssingapore #igersasia

Una publicación compartida de Vieja que viaja (@viejaqueviaja) el

(((PARÉNTESIS: ¡En el mapa no se veía para nada lejos! Menos mal suelo ignorar a los que se quejan por distancias terribles, porque usualmente la gente es perezosa jejejejeje. Apenas fueron 40 minutos de ida y 40 de vuelta al barrio chino, por ejemplo, en los que pude apreciar cómo era la ciudad, entre esos monstruos de edificios).

Así que terminé por confirmar los rumores sobre lo terrorífica que puede ser Singapur en este sentido. Luego también comprobaría los otros, sobre cómo descansaría mi bolsillo (con ahorros en pesos colombianos) al pasar a Camboya, donde me encuentro ahora.

One thought on “Ahorrar en Singapur, la ciudad más cara del mundo

Deja un comentario