¿Qué billetes traer al sudeste asiático?

Vang Vieng Laos

En esta entrada no te voy a hablar de si debes traer euros o dólares al sudeste asiático, de si es mejor cargar los billetes en efectivo o retirar una vez estés acá… No. Esta entrada es específica para quienes ya hayan tomado la decisión de viajar con dólares (porque así lo he hecho y doy fe), y concretamente, en cash.

Sí, porque en el sudeste asiático hay que tener cuidado con la moneda fuerte: tanto en Myanmar como en Camboya y Laos, son tan quisquillosos, que el solo hecho de intentar cambiar un billete que no les guste te puede generar más de un dolor de cabeza.

Claro, porque una cosa es que te rechacen uno de 5 dólares y otra, uno -o varios- de 100 dólares, como me ha pasado. Aunque creas que está decente, ellos lo evaluarán una y mil veces para encontrarle cualquier desperfecto, aunque a tus ojos la escena parezca inverosímil.

No pierdas el tiempo. No habrá poder humano que los convenza de que es un billete útil. En este sentido, no habrá lugar al diálogo ni a la negociación. Es como es y ya. Welcome to Asia!!!!!

Y mucha atención, porque aunque ellos no te reciban los billetes con las características que explicaré a continuación, sí te los intentarán meter cuando necesites cambiar de nuevo a moneda fuerte. Así que si planeas seguir viajando por el sudeste asiático, vuélvete tan testarudo como ellos, aunque te hagan mala cara o te griten para que recibas sus billetes a como dé lugar.

Los billetes que adoran

Van entonces los consejos para evitar una que otra rabieta en el sudeste asiático:

  1. Revisa que los billetes no tengan ningún roto, por pequeño que sea
    .
    No pueden estar agrietados ni pegados con cinta. Tampoco muy arrugados, en lo posible. En este sentido, nada de los típicos billetes de borracho, como les llamamos en Colombia (je!). O sea, hacer una bola con ellos en el bolsillo y sacarlos al cabo de una semana!! Al contrario: consérvalos como si perdieran valor con cada arruga.
    .
  2. Cero tachones, nombres escritos, números…
    .
    Tienen que estar “limpiecitos” en todo sentido. En Camboya me intentaron poner problemas con los dólares que traía porque todos tenían un sello minúsculo. Resulta que en Colombia, las casas de cambio los marcan para mostrar dónde fueron cambiados.Me tuve que poner de mal genio porque si no me lo recibían por esa bobada, estaría en la mala. Al final, por un milagro de Dios, me los aceptaron.
    .
  3. Revisa la fecha de emisión de los billetes
    .
    Ya después de casi un año en el sudeste asiático me sentía toda una experta en devolver billetes “malos” e ignorar sus consecuentes malas caras. Mi prepotencia (“nadie puede conmigo ahora”, pensaba) me hizo tragarme los pensamientos.
    .
    Esta vez, había comprado billetes de cien dólares en Hanoi, Vietnam. Los revisé por delante y por detrás, devolví los que se veían arrugados o rotos, pero nunca me fijé en la fecha de emisión. Al pasar a Vientiane, capital de Laos, me tuvieron “paseando” de banco en banco una mañana entera, que porque eran“muy viejos”.
    .
    En Camboya siempre acusaban el “too old” cuando los veían feos o dañados. Acá ponían la lupa en la fecha de emisión. Como los que me habían dado en Hanoi eran de entre 1960 y 1980, nadie me los quiso cambiar a excepción de BCEL, el banco de Comercio Exterior de Laos.
    .
    Allí me pasaron a una sala especial como si fuera un asunto ultra-mega-reservado, y solo me los cambiaron a kips, la moneda laosiana. No permiten cambiar una parte a kips y el resto en dólares.O sea, te los gastas o te los gastas. O si no, vuelves y cambias a moneda fuerte después de recibirles la de Laos. Rocambolesco pero insisto: welcome to Asia!!!!

Esto en cuanto a las casas de cambio asiáticas. Si, por azar, te permiten pagar en dólares, y el dueño del establecimiento no es oriundo del sudeste asiático, tal vez tengas suerte y los reciban.

Si no, a hacer el tour de bancos!!! O guardarlos como ahorro para cuando vayas a EEUU.

Posdata sobre los billetes, parte 1

No puedo asegurar que pase lo mismo con los euros porque siempre ando con dólares, así que si puedes contar tu experiencia en los comentarios, sería excelente para futuros viajeros!!!

Posdata sobre los billetes, parte 2

Con los billetes locales no tendrás problema. Puedes entregarlos hasta untados de… (jej!). Puedes darlos como sea, que igual te los recibirán.

Ya equipándome para salir en mi primer día (real) de visita en #Singapur, desde @bunchostel !!! Ayer del cansancio no podía ni mover un dedo. Pero resistí el sueño hasta la noche por aquello de acostumbrarme al nuevo horario y por fin…soy persona otra vez!!! Qué tal los billetes de acá? Divinos! Y al tocarlos, parecen de plástico. Este hostal está ubicado en el barrio Little India (de ahí la picada de la comida de ayer), aunque ya entendí que prefiero mil veces la comida china, jejeje. Con mi mapita, llegaré caminando al famoso Marina Bay y lo que quede en sus alrededores. Yujuuu💃💃💃 🇬🇧Getting ready in Bunc Hostel to go out in muy first (real) day of visit in #Singapore!!! Yesterday I was so tired of that long long trip (17h of plane from San Francisco) that I couldn't even move!! But today I have all the energy to walk around Marina Bay and beyond. Yaaaayy!!! 😊😊😊 #Asia #travel #instatravel #travelgram #instago #onewayticket #viajar #viejaqueviaja #southeastasia #walk #igerscolombia #igerssingapore #igersasia

A post shared by Paula Carrillo 🌞🌏 (@viejaqueviaja) on

Posdata sobre los billetes, parte 3

Si definitivamente no puedes cambiar los billetes arrugados o rotos en ningún lugar, incluso fuera de Asia, compra cualquier cosa cuando vayas a Estados Unidos. Allá te los recibirán sin problema.

Así hice con el de la foto: Apenas aterricé en San Francisco como primera parada en la ruta a Asia, compré un yogurt para probar y voilà!!! Santo remedio.

Este billete sí que es el propio doloroso!!! Su historia es así: me lo dieron en 2011 como parte de unos viáticos. Me había ganado una beca en Alemania, desde donde enviaría notas de TV para #Colombia y por ello, seguía trabajando desde allá. Nunca detallé los billetes, uno por uno, pero a la hora de cambiar a euros me pusieron problema por este en especial. Tenía un hueco!!! Estaba quemado. Y no podía ser de un dólar, no. Tenía que ser de 100. No he querido botarlo porque aún conservo la esperanza de poder hacer algo con él. Qué dolor! Se les ocurre alguna idea? Será posible que en algún lugar del mundo me lo reciban????😯 🇬🇧I received these 100 #usd in 2011, to cover some expenses while I was sending some TV reports from Germany to Colombia. When I received the #money, I didn't stare too much at the bills. But then I tried to change it: there was a hole up there!!! Nobody wanted it, with reason. It couldn't be just 1usd. Nope. 100 USD😥. I still have it, with little hope. What to do with it??? #dollar #saturday #travel #igerscolombia #viejaqueviaja #instatravel #travelgram #usa #america

A post shared by Paula Carrillo 🌞🌏 (@viejaqueviaja) on

Deja un comentario