América

Lo mejor para el final, en el Amazonas

Mi prima y yo llegamos al Amazonas soñando lo típico: los delfines rosados, las anacondas, las pirañas, los monos, la inmensidad de la selva. Turistas de cabo a rabo. Y como recién llegadas, sin saber cómo conocer eso de primera mano – y también gracias a mi afán por tener todo “presupuestado” (mi prima moría por leer eso, lo sé)-, terminamos contratando un tour que había ojeado por Internet pero que, contrario a los comentarios de TripAdvisor, no resultó lo que esperábamos. [...]