Guane, ¿más linda joya que Barichara?

Todo el que va a Santander visita Barichara, un pueblo enclavado en las montañas de Colombia, lleno de casas de tapia pisada y callecitas empedradas, pero se olvida de pisar el caserío de Guane, que aunque no es tan turístico, es tal vez mucho más autóctono

Con paredes no tan blancas, y más campesinos que turistas caminando por sus calles, Guane tiene un aire diferente, más apto para quienes nos gusta lo natural, lo imperfecto, con ese “no se qué, no sé cómo, pero me gusta”. Una belleza que contrasta con la de Barichara, cuidada como si fuera de porcelana.

Abuelo
Guane: pequeño, especial y también más tranquilo

Allá se puede tomar el típico sabajón de pueblo, comer queso de cabra, almorzar, comprar artesanías con uno que otro defecto y muuuucho más baratas que las de Barichara, e incluso, visitar la atracción tal vez más vistosa del lugar: la momia de los indígenas guane que habitaban estas tierras bravas, mucho antes de la conquista española. Una mujer que, en posición fetal, espera pacientemente, dentro del único museo de la plaza principal, a aquellos que deciden desviar su vista de la hermosa Barichara.

Acompañan a este esqueleto, aún con pelo y rastros de piel, fósiles de todos los tamaños provenientes de este suelo que hace miles de millones de años estaba cubierto por mar. Monedas que sólo se usaban en pueblos de leprosos hace más de 100 años y otras curiosidades, sirven también para entretenerse un rato después de una agradable caminata.

En el recorrido para llegar a esta pequeña localidad se entiende “de una” por qué a las personas de esta zona se les llama los “patiamarillos”: los zapatos quedarán de ese color después del recorrido, por el tinte natural de la arena barichara.

Paisajes durante la caminata
Paisajes durante la caminata

Así, en un plan de un día saliendo desde Barichara, se puede ir y volver a esta versión miniatura y algo desgastada de la joya de la corona de Santander.

 

¿Cómo llegar?

 

Preguntando a los pobladores, hay que encontrar el punto donde inicia el camino de Lengerke, conocido también como el Camino Real.

Este es el punto de inicio de la caminata
Este es el punto de inicio de la caminata

—–PARÉNTESIS——

Geo Von Lengerke fue un alemán que llegó a Santander a construir puentes y caminos. Aparte de ser famoso por su emprendimiento, por él es que, según el mito urbano, hay “sangre alemana” en el departamento e incluso gente blanca, alta y de ojos azules, contraria a otras regiones de Colombia. ¿Por qué? Pues al parecer, el señor Lengerke no sabía mucho de mesura y tuvo como diez mil hijos con muchas mujeres de la región.

—–FIN DEL PARÉNTESIS

Después de caminar unas dos horas por este camino sin pavimentar, entre fincas a lado y lado del sendero y viendo cabras de vez en cuando -y tal vez uno que otro fósil-, se llega fácil a la plaza principal del pueblo. Y allí están las atracciones citadas arriba, las suficientes para disfrutar la tarde y tomar energías para volver al camino antes de que caiga la noche, para disfrutar de nuevo de la niña bonita de Santander.

 

¿Cómo llegar a Barichara?

 

Se puede en carro desde Bogotá hasta el pueblo cercano de San Gil o directamente por avión a la ciudad de Bucaramanga, capital de Santander. Una vez en Bucaramanga, hay que tomar un bus a San Gil (más o menos unas dos horas de camino). Eso sí, recomendadísimo llevar Mareol porque la vía es llena de curvas, por atravesar todo el Cañón del Chicamocha!!!

Paisajes de "la tierrita"
Recomendado llevar bolsita en el bus, si no están acostumbrados a las curvas

Ya en San Gil, los buses salen a lo largo del día hacia Barichara y el trayecto este de unos 40 minutos. Allá… paz absoluta!

3 thoughts on “Guane, ¿más linda joya que Barichara?

Deja un comentario