Guía para la Ciudad Perdida de Colombia: ¡Lo mejor es el trayecto!

La Ciudad Perdida de Colombia

Lo que más atrae del trek a la Ciudad Perdida de Colombia no es tanto el lugar sagrado de los indígenas  Tayrona, que habitan en toda la Sierra Nevada de Santa Marta, sino el trayecto en sí, en plena selva, sin señal de celular, carro, Internet o las comodidades típicas de la ciudad. Plan guerrero al 100%

Adiós a la ropa seca en la Ciudad Perdida de Colombia

Aunque haga sol, la temperatura supere los 30 grados, o sobren pantalones y camisetas en la maleta, nunca pero NUNCA tendrás ropa seca disponible. No hay calor que valga, ni minutos cerca de la fogata suficientes para quitar la humedad de lo que llevas encima. La sensación te invade hasta por debajo de las uñas.

¡Pero no te preocupes! Al final ni cuelgas la ropa por las noches, después de haber atravesado quebradas a pie, caído de lleno en el agua o adentrado en cascadas sin pensar en el después. ¿Para qué? Total, al día siguiente, todo seguirá igual de mojado. Créeme, te acostumbras.

Siempre quedan las mulas para quienes no aguantaron tanto calibre
Siempre quedan las mulas para quienes no aguanten tanto calibre

Cinco días subiendo y bajando lomas y aprendiendo de los Tayrona, mientras espantas los miles de mosquitos que “babean” por tu sangre. Una semana que basta para acostumbrarse a la piel “pegachenta” y al olor a «chivo» (cabra) por estar sudando a cada minuto.

Es estar en medio de la nada. O mejor: de la nada citadina, porque en la selva hay de todo, sólo que no se valora en términos de cemento.

¿Qué llevar a la Ciudad Perdida de Colombia?

– Botas de trek o «pantaneras» porque fijo se te van a mojar los zapatos.
– Impermeable, sobre todo si vas en temporada de lluvias.
– Linterna
– Gorro o sombrero
– Bloqueador solar
– Repelente potente (los locales recomendaban NOPIQUEX, uno que consigues en las farmacias colombianas)
– Ropa que sea de rápido secado, evita las camisetas de algodón
– Mucho desodorante
– Toalla de rápido secado (microfibra)
– Medicamentos contra la indigestión (Ejemplo: Sal de frutas, un antiácido efervescente muy efectivo que es tradicional en los hogares colombianos; Pangetan (contra el vómito); sales de rehidratación oral) y los que tomes usualmente.
– Mochila pequeña: aunque en mi tour podíamos llevar las maletas en una mula, no estoy segura si así funcione con todas las agencias.
– Tarro para llevar agua (pregunta a la agencia que contrates si el precio incluye tanto comida como agua).

¿Ya tienes tu seguro de viajes? ¡Cotízalo y cómpralo a través de este buscador que te ofrece los mejores precios del mercado!

Aprendes a confiar en tu grupo de caminantes

Pasas tanto tiempo con tu grupo de caminantes, que al final, se convierten en tu «familia de la selva». En mi caso, animarme a este trek, y en la segunda temporada de lluvias en Colombia (de octubre a diciembre), trajo retos no minúsculos: atravesé tormentas eléctricas – el impermeable se vuelve imprescindible-, esquivé escorpiones colados en mi mosquitero, me recuperé de las caídas en el barro del camino, y me repuse de una indigestión por haber tragado como cerdo antes de una subida nivel extremo.

Noche de cartas con los súper compañeros de tour
Noche de cartas con los súper compañeros de tour

En el tour a la Ciudad Perdida de Colombia, viene el «combo» completo de aventura incluido. Y a medida que aparecen y van quedando atrás esos obstáculos, se gesta una solidaridad fuerte con los desconocidos de tu grupo de expedición.

Ante las dudas de si tu cuerpo resistirá, siempre habrá alguien, aparte del guía, que esté pendiente de si te quedaste atrás y que te dé ánimos para avanzar… Entonces, sigues caminando.

Desconocidos que se preocupan por tu cara pálida por no comer, que miran si fuiste capaz de levantarte al día siguiente porque permaneces inmóvil en ese colchón húmedo, que espantaría a cualquiera en situaciones normales…

Caminantes que también serán tus compañeros de cartas cuando el sol se esconda, mientras esperas que el sueño llegue en medio de la oscuridad y el sonido de los grillos.

Se sufre pero se goza

Trono
Sentada en el «Iron Throne» de los Tayrona, ya en Ciudad Perdida. Obviamente, éste no es de hierro sino de roca

El viaje a la Ciudad Perdida de Colombia se resume con un dicho muy de acá: se sufre pero se goza. Porque al final, cualquier momento dará para una foto, si es que la cámara se recupera también de su malestar. Claro, ella no sufre de indigestión sino del exceso de humedad, que la pone perezosa.

Pequeños detalles que te llevan a filosofar sobre tus prioridades frente esa selva primaria, con la neblina colándose entre los árboles como si una capa de algodón cubriera las hojas. Algo que extrañarás cuando regreses a las comodidades de la ciudad.

¿Cómo llegar a la Ciudad Perdida de Colombia?

La ciudad de Santa Marta, en el Caribe colombiano, es la primera parada, antes de adentrarse en medio de la nada. Desde esa ciudad del Caribe colombiano sales en el carro de alguno de los operadores turísticos autorizados para subir a la Ciudad Perdida de Colombia. Ellos serán los responsables de iniciar esta aventura (Turcol, Expotur, Magic Tour, Guías y Baquianos y Wiwa Tour).

Y no, no está permitido subir a las ruinas por libre, si es que lo estabas pensando.

Duración del trek a la Ciudad Perdida de Colombia

La caminata se puede hacer en cuatro, cinco o seis días, dependiendo del estado físico (la de cuatro, exigencia extrema. La de seis, demasiado relax, creería yo). Si has hecho treks muy avanzados y tienes excelente estado físico, puedes arriesgarte a hacerla en 4 días. Si estás en nivel intermedio y entrenas regularmente, hazla en 5. Y si, definitivamente, sientes que no haces mucho deporte pero mueres por ir, toma el plan más largo.

¿Cuánto vale ir a la Ciudad Perdida de Colombia?

El precio en 2015 llegaba a unos 700.000 pesos colombianos (unos 300 dólares en la época), sin importar el número de días, e incluía la alimentación durante ese tiempo, el alojamiento y el guía del grupo.

Lastimosamente, el costo tan elevado hace que únicamente los extranjeros, y muy pocos colombianos, puedan disfrutar de este paisaje maravilloso. La satisfacción de sentir que tanto esfuerzo físico valió la pena está reservada para una escasa minoría.

ACTUALIZACIÓN 2019: El costo del tour ya supera el millón de pesos colombianos, aunque con la devaluación de la moneda, seguirían siendo poco más de 300 USD.

La naturaleza, lo más hermoso de Colombia

Si comienzas por este tour al pisar territorio colombiano, quedarás anonadado el verdor de las montañas y el paisaje selvático que hay en la ruta a la Ciudad Perdida de Colombia. Es, a mi parecer, lo más hermoso de mi país. Eso, y su diversidad, obviamente: allí puedes encontrar selva, pero también desiertos (no uno, sino varios), acceso al Atlántico y el Pacífico, entre otros lugares increíbles.

Desentiéndete de los prejuicios (te aconsejo que leas este post antes de mencionar las palabras «narco» o «Escobar» a un colombiano), y no dudes en visitar la categoría de Colombia de este blog, si apenas estás armando tu ruta por el país.

Si te da pereza armar un itinerario por tu cuenta, revisa estos tours por Colombia, en español.

4 comentarios en “Guía para la Ciudad Perdida de Colombia: ¡Lo mejor es el trayecto!

  1. Hola hola!!!

    Me ha gustado mucho tu blog, y el artículo como tal porque próximamente queremos llevar nuestro proyecto a ese hermoso lugar. Te compartimos también nuestro blog, http://sueñayviaja.com, queremos plasmar nuestras vivencias a través de los deportes y viajes de aventura y así influir en la perspectiva de la vida cotidiana de la gente. Esperamos que te guste y quien quita, algún día podemos escribir alguna aventura juntos!!!
    Un abrazo viajera!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.